En la comarca de el Valle del Guadalhorce (Málaga) se cultiva esta variedad de tomate.
El clima cálido de este valle, la fertilidad de sus tierras, la calidad del agua y la larga experiencia de sus agricultores en este tipo de cultivo, es lo que hace que este lugar sea perfecto para el cultivo del tomate al aire libre.

Al estar cultivados al aire libre y madurado en la planta, lo dota de un aroma, sabor, color y textura de una calidad excepcional.

Es en verano (julio-octubre) cuando se da la producción de esta variedad de tomate, ya que necesita muchas horas de sol para que se forme y complete su ciclo de maduración.

Todo el proceso de cultivo se hace de forma artesanal y es necesario mucha mano de obra para las labores de poda, destallado y encañado, cuando la planta va creciendo así como la recolección frágil y hay que tratarlo con mucha delicadeza.

Su piel es fina y delicada lo que lo hace muy sensible a los golpes, es por ello por lo que se suele comercializar en zonas cercanas al lugar del cultivo y no se suelen comercializar en grandes superficies.

Son tomates de gran tamaño, suelen pesar entre 300 gr y 1 kg, su sabor, textura y aroma son incomparables.

Tomate Huevo de Toro