Es una miel de consistencia sólida, cristaliza con facilidad, y está entre las más apreciadas por los consumidores por su sabor y finura. La miel de romero artesanal

es una miel autóctona de España, producida mayoritariamente en la zona éste de la península ibérica, en terrenos secos y pedregosos. Un producto natural  muy sabroso y dulce, pero sin llegar a ser empalagoso.

Beneficios y propiedades de la miel de romero.

Desde la época de los romanos, se conocen las propiedades de la miel de romero como depurativo hepático. Es recomendable como tonificante en casos de estrés o agotamiento, facilita la digestión, es buena cicatrizante de úlceras de estómago y duodeno y regulariza el ciclo menstrual.

Al igual que el romero, se recomienda a personas que padezcan del hígado, está indicada en las ascitis con inflamación hepática, así como en la cirrosis, ictericia, etc. Es emenagoga (es decir, favorece la menstruación), antiespasmódica y estimulante. También tiene un efecto calmante sobre la tos. Además, la miel de romero se puede utilizar como tonificante general y en casos de desmayo por disminución de la presión arterial. Es utilizada contra el asma y la tos ferina, además de ser un tónico poderoso para los convalecientes y un restaurador estomacal. Las mieles de romero, por estar exentas de grasas y contener escasa cantidad de sustancias nitrogenadas, es un alimento recomendable para todos los que sufren los efectos del ácido úrico.

La miel de romero es un producto dietético muy valioso, ya que sus azucares son absorbidos rápidamente por los intestinos, llegando al higado donde ejerce sus efectos hepatoprotector.