Es una miel de consistencia sólida, cristaliza con facilidad, y está entre las más apreciadas por los consumidores por su sabor y finura. La miel de romero es una miel autóctona de España, producida mayoritariamente en la zona éste de la península ibérica, en terrenos secos y pedregosos. Un producto natural  muy sabroso y dulce, pero sin llegar a ser empalagoso.

Beneficios y propiedades de la miel de romero.

Desde la época de los romanos, se conocen las propiedades de la miel de romero como depurativo hepático. Es recomendable como tonificante en casos de estrés o agotamiento, facilita la digestión, es buena cicatrizante de úlceras de estómago y duodeno y regulariza el ciclo menstrual.

La absorción de la miel aumenta la cantidad de glicógeno disponible en el hígado, ejerciendo de manera decisiva una acción hepatoprotectora verdaderamente eficaz, por lo que representa un elemento rerapéutico de indiscutible utilidad en los tratamientos clínicos. No solo los hepáticos se benefician con la miel sino que ésta es susceptible de prestar notables servicios en la terapéutica contra las toxinas microbianas, en la cual el hígado juega un gran papel vertiendo gran cantidad de glucosa en la sangre.

Al igual que el romero, se recomienda a personas que padezcan del hígado, está indicada en las ascitis con inflamación hepática, así como en la cirrosis, ictericia, etc. Es emenagoga (es decir, favorece la menstruación), antiespasmódica y estimulante. También tiene un efecto calmante sobre la tos. Además, la miel de romero se puede utilizar como tonificante general y en casos de desmayo por disminución de la presión arterial. Es utilizada contra el asma y la tos ferina, además de ser un tónico poderoso para los convalecientes y un restaurador estomacal. Las mieles de romero, por estar exentas de grasas y contener escasa cantidad de sustancias nitrogenadas, es un alimento recomendable para todos los que sufren los efectos del ácido úrico.

Hoy en día se sabe que la miel es uno de los alimentos más naturales que existen y, además de ser deliciosa, tiene una lista inmensa de virtudes: ayuda al crecimiento y a fortalecer los huesos, es vigorizante, calmante y antiséptica, combate la anemia, los catarros y el asma, es buena para el corazón, el hígado, el estómago y el intelecto. Además si se conserva bien, su sabor y sus propiedades no tienen fecha de caducidad.

La miel de romero es un producto dietético muy valioso, ya que sus azucares son absorbidos rápidamente por los intestinos, llegando al higado donde ejerce sus efectos hepatoprotector. Las mieles en general han sido empleadas en todos los tiempos como remedio natural, ya sea para el exterior o interior del cuerpo.