Seleccionar página

La espelta es uno de los cereales más antiguos del mundo, es apreciada por sus valores nutricionales. Ha logrado ubicarse como un súper alimento. Las galletas de espelta es una de las mejores opciones para introducirlo en la dieta de los niños. Es una manera de innovar nuestras preparaciones. Y además nutrirnos aún más.

Tiene  grandes cantidades de vitaminas y minerales, contiene proteínas vegetales que son esenciales para el organismo. Está llena de fibra, lo que permite que las funcione gástricas sean más adecuadas.

Posee aminoácidos de alto valor ,minerales que le permiten al organismo aumentar sus defensas de forma natural, vitaminas del Complejo B.

La espelta no es adecuada para personas celiacas. Al momento de prepararla se debe cuidar de las porciones que se agregarán. A que la cantidad de agua necesaria de seguro variara. Los productos elaborados con esta harina contiene un sabor dulce, y almendrado. La espelta es ideal para los casos de estreñimiento o gases.

Esta harina es mucho más suave por lo que no requiere de mucho amasado. Si se amasa de más esta podría tender a romperse con más facilidad.

Receta de galletas de espelta y avena con almendras y chips de chocolate

Ingredientes para 30 unidades:

  • Mantequilla sin sal blanda 125 g.
  • Panela o azúcar moreno 75 g.
  • Esencia de vainilla 2.5 ml.
  • Huevos L 1.
  • Harina de espelta 65 g.
  • Harina de espelta integral 75 g.
  • Avena en copos finos 50 g.
  • Almendra laminada 25 g.
  • Chips de chocolate 70 g.
  • Sal 1.25 g.

Preparación:

El horno debe estar a 180ºC, se preparan bandejas engrasadas. Se corta la mantequilla blanda en cubos y se bate en un recipiente con la panela o azúcar moreno. Añadir la vainilla y el huevo, y batir un poco más hasta que quede todo muy bien integrado.

Se incorporan las harinas, la avena, la sal, la almendra y los chips de chocolate. Debes mezclar hasta tener una masa homogénea. Refrigerar y dejar reposar por media hora, Tomar porciones con una cucharilla y distribuirlas en las bandejas, ligeramente separadas.

Con un tenedor humedecido, aplanar las galletas para dejarlas con forma de discos. No muy finos, hornear durante unos 10-12 minutos, hasta que se hayan dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Publicado por https://www.espelta.net/.