Hoy preparamos un delicioso bizcocho de limón y semillas de amapola, que despertará todos vuestros sentidos.

Y es que este bizcocho es super refrescante por su sabor a limón y con un toque muy exótico que le aportan las semillas de amapola.

Es además uno de los bizcochos más llamativos que he hecho hasta el momento.

Como sabéis llevo ya un tiempo perfeccionando las técnicas para hacer bizcochos, pues, me propuse un día ser una experta en la materia.

Y si ya tienes mi ebook sobre cómo hacer un bizcocho y no morir en el intento, sabrás de que hablo.

Pocas cosas hay tan gratificantes, como hacer un bizcocho y ver como sube en el horno, pero más gratificante es cuando después de enfirarse sigue siendo alto y esponjoso.

Eso no tiene precio.

Es por eso que los amo tanto, y este bizcocho de limón y semillas de amapola, es una perdición, os lo aseguro.

Así que solo me falta deciros, que muchos de los ingredientes que uso en este bizcocho, los podéis comprar en la web de «Productos con tradición«, porque además de ser de gran calidad, he conseguido que tengáis un 5% de descuento usando en código «Lolitalapastelera».

  • 6 raciones
  •  1h
  •  Fácil

INGREDIENTES:

  • 155 gr. de harina de trigo
  • 60 gr. de azúcar glas
  • 50 ml. de zumo de limón
  • 30 gr. de semillas de amapola
  • 30 gr. de mantequilla fundida
  • 5 gr. de pasta de vainilla
  • 2 huevos M
  • 2 cdtas de polvos para hornear
  • Ralladura de un limón
Como hacer bizcocho de limón y semillas de amapola

PASO A PASO:

  1. Vamos a empezar a preparar estos deliciosos bizcochos de limón y semillas de amapola, y digo bizcochos porque con estos ingredientes yo he hecho dos bizcochos pequeños en moldes de papel. Los que yo uso, son de la marca Kitchen Craft, he intentado buscarlos, pero ya no los encuentro. Las medidas son 2cm x 8cm x 4.5cm
  2. Para empezar vamos a fundir la mantequilla y reservarla.
  3. Por otro lado, vamos a mezclar la harina, los polvos para hornear, la ralladura de limón, y las semillas de amapola. Una vez mezclado, lo reservamos.
  4. Ahora cogemos un cuenco, y vamos a batir los huevos hasta que empiecen a espumar.  En ese momento empezaremos a añadir poco a poco, el azúcar hasta que consigamos una especie de mousse esponjosa.
  5. Seguidamente vamos a añadir muy poquito a poco, el zumo de limón, la pasta de vainilla y la mantequilla fundida.
  6. Estos ingredientes debemos añadirlos poquito a poco para que no se nos baje la esponjosidad del bizcocho.
  7. Una vez lo tenemos bien integrado, con ayuda de una cuchara mezcladora, vamos a ir añadiendo la mezcla de harina que teníamos reservada.
  8. Lo haremos con movimientos envolventes hasta que no queden grumos.
  9. Ahora volcamos la mezcla en nuestros moldes. Si usáis un molde de cartón estilo al mío, debéis rellenar 2/3 del molde, para que no se salga. Al estilo de un cupcake.
  10. Lo hornearemos durante 20-25 minutos a 180ºC o hasta que introduzcamos un palito y salga limpio.
  11. Una vez horneado, iremos abriendo el horno progresivamente, y después dejaremos nuestros bizcochos sobre una rejilla para que se enfríen.
  12. ET VOILÀ… ya podemos disfrutar de estos bizcochos tan refrescantes y deliciosos.